La Masacre de las Bananeras


El 12 de noviembre de 1928 estalló una huelga masiva en la zona bananera de Ciénaga y Santa Marta (Magdalena).

Más de 25.000 trabajadores de las plantaciones se negaron a cortar los bananos producidos en la compañía transnacional norteamericana "United Fruit Company" y por productores nacionales bajo contrato de la compañía. A pesar de la presión, la "United Fruit Company" y sus trabajadores no lograron un acuerdo colectivo.



La huelga terminó con un baño de sangre: en la noche del 5 de diciembre de 1928, soldados del Ejército Nacional dispararon sobre una reunión pacífica de millares de huelguistas, matando a más de mil trabajadores.






El 6 de diciembre de 1928, en Ciénaga (Magdalena, Colombia), tropas del Ejército Nacional Colombiano dispararon sobre una concentración pacífica de miles de huelguistas, matando más de mil trabajadores.El 12 de noviembre de 1928 había estallado la huelga masiva en la zona bananera de Ciénaga, Santa Marta, Aracataca, Fundación y Pivijay, en el departamento colombiano del Magdalena, de la que será uno de los dirigentes principales el militante anarcosindicalista Raúl Eduardo Mahecha. Más de 25.000 trabajadores de las plantaciones se negaron a cortar las bananas producidas por la compañía multinacional estadounidense United Fruit Company y por productores nacionales bajo contrato de la compañía, sino aceptaban sus reivindicaciones: seguro obligatorio, reparación por accidentes de trabajo , habitaciones higiénicas y descanso dominical remunerado, aumento del 50% de los jornales, supresión de los comisariatos (economatos donde estaban obligados a comprar los obreros), eliminación de los anticipos mediante vales, pago semanal, abolición de los contratistas, mejora del servicio hospitalario. A pesar de la presión, la multinacional y sus trabajadores no lograron un acuerdo colectivo. La United Fruit Company llegó a controlar el 80% de la industria bananera mundial y constituyó el Caribe un vasto imperio de casi 1.400.000 hectáreas de tierra, 70.000 de ellas sembradas de bananas; miles de kilómetros de ferrocarriles y cables de telégrafo , una flota de unos cien barcos y una fuerza laboral de 150.000 hombres, que recolectaban anualmente 65 millones de uvas para la exportación. Para acabar con la huelga, el gobierno conservador de Miguel Abadía Méndez ordenó la militarización de la región, declarando el Estado de sitio, y nombró como jefe civil y militar de la zona el tristemente famoso general Carlos Cortés Vargas. La noche del 5 de diciembre los huelguistas se concentraron en Ciénaga por la mañana partir hacia Santa Marta a exigir a las autoridades que obligaran la multinacional a firmar un acuerdo. Miles de obreros se concentraron en la plaza de la estación de ferrocarril y al 1 .30 de la madrugada del 6 de diciembre de 1928, al tiempo que un capitán leía el decreto que ordenaba los huelguistas dispersarse, las ametralladoras dispararon contra la multitud enmudeciendo los gritos de «Viva Colombia Libre». Aunque el gobierno hizo lo posible para esconderlo - oficialmente murieron «nuevo revoltosos comunistas" -, fueron asesinadas unas 1.500 personas (hombres, mujeres y niños); muchas fueron ejecutadas durante los días posteriores y tuvo cientos de detenciones, de las cuales más de 60 acabaron en consejos de guerra. El terror se instauró en la región: los oficiales y soldados asaltan, violan y roban; encarcelan civiles exigiéndoles dinero si quieren ser liberados; imponen multas, cobran impuestos, envían a trabajos forzados, rematan los heridos, torturan y asesinan. El caos llegará a proporciones tan enormes que incluso será condenado por varios políticos liberales y conservadores y por el propio cónsul estadounidense de Santa Marta.




Foto de la época en Magdalena

Foto de la época en Magdalena




La masacre obrera de 1928 en la zona bananera del Magdalena-Colombia. Una historia inconclusa

Author(s): Jorge Enrique Elias Caro



ABSTRACT

El presente trabajo analiza las condiciones del porqué se presentó la masacre obrera ocurrida el 6 de diciembre de 1928 en la Región Bananera del Magdalena (Colombia) por parte de las tropas del Ejército colombiano, para ello, se hace una descripción de las dinámicas del entorno mundial de la fruta, su relación con las compañías multinacionales y el régimen laboral y sindical en Colombia. De igual forma se hace un análisis del contexto y de los antecedentes del conflicto, así cómo también de la tergiversación de la información presentada por parte del Estado Colombiana y la United Fruit Company, hechos estos que sirvieron de base para inspirar una parte de la novela Cien Años de Soledad del Nóbel en literatura Gabriel García Márquez.

1 comentario: